miércoles, 26 de septiembre de 2007

ARROJA PEMEX DESECHOS TOXICOS A CIELO ABIERTO


CUNDUACAN, Septiembre 25.-A más de ocho días de que pipas, de las compañías al servicio de la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), arrojaran desechos químicos en cuerpos de agua que se localizan en la ranchería Huapacal primera sección de esta localidad, hasta el momento ninguna autoridad ambiental ha intervenido.

Personal de PEMEX se comprometió a recuperar el lodo denominado SACX, el cual es utilizado para darle mantenimiento a los pozos petroleros, sin embargo, hasta el momento ha incumplido y tales desechos se encuentran a cielo abierto.

Y es que hace unos días, al parecer una pipa propiedad de una empresa al servicio de PEMEX arrojó miles de litros de desechos químicos en un dren que se encuentra en la ranchería Huacapal primera sección y que llega hasta las cercanías de la cabe cera municipal. Ahí, a la altura del kilómetro 9+700 de la autopista La Isla a Cunduacán se encuentra los desechos, los cuales evidentemente representan un peligro para los seres vivos, debido a que la maleza de la zona ha comenzado a morir al parecer debido a la toxicidad.

De a cuerdo datos proporcionados por la Coordinación Municipal que dirige Miguel Ángel González Sánchez, la empresa Comercian en Fletes México fue comisionada por la paraestatal Petróleos Mexicanos para levantar todo los residuos químicos denominado lodo SACX.

Sin embargo, informaron que solo se llevaron una pequeña parte de estos desechos, y hasta el momento no ha terminado los trabajos. Además también serían supervisadas estas acciones por el Jefe de Atención a la Comunidad de esa región, pero tampoco “jamás se le vio la cara por este lugar”.

La fuente indicó que hay cierta preocupación entre los lugareños, debido a que las últimas precipitaciones están propagando este lodo ha un radio mucho mayor, por lo que no descartan que el vital líquido que extraen de los pozos artesianos resulte contaminado.

Habitantes de la ranchería Huapacal primera sección solicitaron la intervención de alguna autoridad ambientalista para que verifiquen e investiguen qué empresa está destruyendo el medio ambiente con este tipo de acciones negativas.